5/14/2007

Historia de una estafa

Erase una vez un murcianico que iba de camino al Salón del Comic de Barcelona en el talgo.Ya había ido muchas veces y normalmente se alojaba en el mismo hotel, de modo que conocía perfectamente las diferentes rutas que el taxista de turno podía tomar para llevarle y las paradas de metro necesarias en caso de que fuese de barato.Estaba ya saliendo de la estación recién decidido a coger un taxi cuando un tipo se le acerca y le pregunta:
-¿Vas a coger un taxi?
-Pues la verdad es que sí.
-Yo soy taxista, vamos que te llevo.
-Pues vale.
En ese momento el murcianico pensó que a qué extremos de ruindad llega el ser humano, con un taxista buscando clientes entre la multitud cual vulgar proxeneta con tal de saltarse la cola de taxis de la estación.
Al llegar al coche blanco sin marcas propiedad del "taxista"se produce la siguiente situación.
-Maestro, este coche no es un taxi.
-Sí, hombre, lo que pasa es que soy taxista de Mataró y allí los taxis son diferentes.
-Maestro,el coche no lleva taxímetro.
-Es que estaba en un viaje especial dejando a uno de Mataró en la estación de Sants y como no me hacía falta lo dejé en casa (WTF!?).
-¿Y cómo sabe lo que va ser el viaje?
-¿A dónde vas?
-A la estación de Francia.
-No pasa nada, me se el precio y por ser paisano te hago precio especial(sí, que casualidad, él también era murcianico)
-Pues vale (con dos cojones).
Después de comprobar que van por el camino más recto, a saber por el Paralel hacia abajo y luego a la izquierda por el paseo de Colón el murcianico se relaja y tiene una agradable conversación con su paisano donde éste demuestra su don de gentes cagándose en los moros, los ecuatorianos y los maricones, por ese orden (dejando bien claro su cultura y su respeto por el resto del mundo).

Total que a los pocos minutos llegan a su destino y el "taxista" muy amable le baja las maletas y todo al murcianico.
-¿Cuanto se debe?
-Diecinueve euros.
-¿Perdón? ¿Cómo ha dicho?
-El viaje son veintidos euros, pero te lo dejo en diecinueve por ser paisano.
-¿De verdad se cree que le voy a dar diecinueve euracos por este viaje?
-Pues es lo que vale.
-¿En serio? Voy a necesitar un ticket para desgravar para la declaración.
-Hombre, eso no puedo hacerlo.
-Pues entonces no pago nada de este robo a mano armada.
-¿Como que no me pagas?
-Si quiere llamamos a un guardia urbano y que él arregle la disputa.
-.....
-Ya me parecía.Adiós y muy buenas

PD:historia basada en hechos reales en un 95%

5 comentarios:

marc dijo...

la historia merecía ser contada... pero y el otro 5% que falta?
Salut...

Flashy dijo...

si piensas detenidamente la historia que os conté a ti y a fando encontrarás esa pequeña discrepancia que mejora la anécdota como aparece aquí

Fando Fández dijo...

Le pagaste 5 leros en plan "buen rollito" si no me acuerdo mal

Flashy dijo...

he ahí esa discrepancia entre esta historia y la realidad

AOH/Rasczak dijo...

Qué triste... Yo que iba a felicitarte por ponerte en plan "poli malo" y salirte con la tuya sin pagar un céntimo, y ahora resulta que pusiste cinco eurillos pa calmar los ánimos.

¡Eres la vergüenza de Esparta! XD