11/10/2007

¡Dios, como amo a Sharapova!

Si es que lo tiene todo:guapa y podrida de dinero, con 1.88 metros de altura hay quien diría que es demasiado alta para mi, yo prefiero verlo en que le llego a la altura adecuada.Ah, y juega al tenis como los ángeles; quizá no sea la número uno (ni las dos ni la tres ya puestos) pero cuando las cosas le salen da gusto verla jugar, como la semifinal del Masters Series de Madrid en la que acaba de vapulear a la pobre Anna Chakvetadze.Y mañana la final,mmm.

PD:el que diga que no le encantan los gritos de Sharapova o su tic nervioso de pegar saltitos antes de cada punto es un miserable mentiroso.

2 comentarios:

Elektra Natchios. dijo...

Aquí otra fan de la Sharapova, no me pierdo casi ningún partido suyo. Y a mí me encanta su altura y vaya piernas que tiene,yo no soy baja pero anda que no me gustaría a mí medir 1,88 jaja. Y es monísima. De hecho no sé si te pasa como a mí que cuando veo a una chica deportista a saco, ya solo por eso se hace atractivísima a mis ojos. ¡Vivan las mujeres deportistas!

Flashy dijo...

con un poco de retraso, pero te doy toda la razón, vaya pedazo de piernas, fantástica; y además en el torneo de campeonas solo ha quedado por detrás de la número 1, Justine Henin

VIVAN!!!!